Hablemos de refugio, migración y derechos

ACNUR y Vokaribe Radio organizan conversatorio por el Día Mundial del Refugiado y del Desplazado

Por Isabella Escobedo Söntgerath

Hoy, 20 de junio, se celebra el Día Mundial del Refugiado y del Desplazado. Según los datos estadísticos del ACNUR, actualmente el desplazamiento forzado alcanza los niveles más altos jamás registrados. Más de 68 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a huir, tanto al extranjero como dentro de su propio país, a causa de guerras, conflictos armados, problemas económicos o catástrofes naturales, muchas veces relacionadas con el cambio climático. Actualmente la mayor parte de las personas refugiadas proviene de Siria, donde cinco millones de personas han abandonado el país a causa de la guerra. Pero también Venezuela está viviendo y generando una crisis humanitaria de refugiados y migrantes que ACNUR ha clasificado como emergencia. Cuatro millones de personas venezolanas se han visto forzadas a cruzar las fronteras de su país, lo que significa un promedio de 5000 personas al día en 2018 y un aumento del 4000% desde 2014. Según los datos estadísticos del ACNUR, un millón de migrantes venezolanos han llegado a Colombia en busca de un futuro mejor, poniendo tanto a las instituciones gubernamentales como a la sociedad civil ante nuevos retos y oportunidades.  

En vista de la especial actualidad de esta temática, el pasado sábado, 15 de junio, ACNUR y Vokaribe Radio invitaron a un conversatorio sobre la situación de personas refugiadas y migrantes en el Suroccidente de Barranquilla.

Walter Hernández, director de Vokaribe Radio y Alba Marcellán, jefa de la oficina del ACNUR de Barranquilla dan sus palabras de bienvenida. © Alfredo González

El evento inició con las palabras de Walter Hernández, Director de Vokaribe Radio y Alba Marcellán, jefa de la oficina del ACNUR en Barranquilla, con una reflexión sobre el valor de la comunicación para generar un entorno de solidaridad para la población migrante.  En el panel, que fue moderado por Belén Pardo, antropóloga, radialista aficionada y miembro del equipo de Vokaribe, participaron Yoseli Quiva y su hija Yirell Castro, migrantes venezolanas quienes, partiendo de su aprendizaje y experiencia en el mundo del baile en Venezuela, dieron vida a la academia de danza “Le Danse” en Barranquilla, Marcos Montenegro y Guillermo Flores, también ciudadanos venezolanos, locutores y expertos en temas de comunicación, que han retomado su proyecto radial “Fin de semana saludable” y tratan de adaptarse con su experiencia y saberes a la difícil situación económica en Barranquilla, Ángel Otazua Pacheco, director de la Casa Lúdica del barrio La Paz, que además de dar espacio para el desarrollo de los talleres de las hermanas Castro, apoya iniciativas de solidaridad con migrantes venezolanos en el SurOccidente, y Octavio González e Isabella Escobedo, reporteros del equipo de Vokaribe, que participaron del taller „La Paz con Venezuela“, que ACNUR, Semana Rural y Vokaribe Radio organizaron con estudiantes de comunicación de la Universidad del Norte en el mes de marzo, y durante el cual recogieron la historia de las hermanas Castro.

Los y las panelistas en el auditorio de la biblioteca de La Paz «Biblopaz». © Alfredo González

El grupo de panelistas conversó sobre las oportunidades y los retos del proceso de integración de migrantes venezolanos que actualmente vive la ciudad de Barranquilla. Las personas venezolanas invitadas compartieron con el público las historias de su migración y, aunque cada una de ellas es diferente, todas coinciden en la dificultad de dejar atrás una parte de la identidad, llegar al nuevo lugar sin rostro y tener que reconstruir y redescubrir las partes esenciales del propio ser. A la vez también son historias ejemplares, que demuestran que con el esfuerzo, la empatía y el respeto de todas las personas implicadas, es posible sobreponerse a adversidades como los prejuicios y la xenofobia. Ángel Otazua recalcó la importancia de mantener en mente el recuerdo del pasado, en el que el pueblo venezolano recibió a muchos colombianos y colombianas que huían del conflicto armado. Por ende, el pueblo venezolano y el pueblo colombiano deben ser, más que solo poblaciones vecinas, poblaciones aliadas.

Marcos Montenegro
©Alfredo González

Y aunque las historias de los y las protagonistas de este evento son historias alentadoras, que hacen frente a la estigmatización de la migración venezolana, no se debe olvidar que todavía queda un largo camino por recorrer hacia una integración real y sostenible. En el siguiente fragmento de la grabación del conversatorio, los y las panelistas comparten cuáles son los retos y las oportunidades que la sociedad enfrenta ante la crisis migratoria venezolana.

Para finalizar el evento, Alba Marcellán entregó, en nombre de ACNUR, una donación de cintas de baile y medias para las alumnas de la academia de danza. Como cierre del evento, tanto las hermanas y profesoras Yirell, Yeriel y Yelimar Castro, como sus alumnas presentaron una muestra de danza, que mantuvo asombrado, conmovido y entretenido al público hasta el último instante.

Una de las alumnas de la escuela de danza «Le Danse»
© Isabella Escobedo
Yelimar Castro presenta su muestra de danza © Isabella Escobedo
Las niñas durante la muestra de danza de su profesora
© Isabella Escobedo
Las profesoras, Yelimar, Yeriel y Yirell Castro (de izquierda a derecha) con sus alumnas (centro)
© Isabella Escobedo

About The Author: Redacción Vokaribe

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *