Cuando la calle se convierte en un estudio

La gente de los barrios del sur de Barranquilla no suele aparecer en las noticias, y ciertamente cuando lo hace no es con historias positivas. Vokaribe Radio comunitaria quiere cambiar eso saliendo a la calle con su estudio.

Por: Leonie von Hammerstein

Laura Senior y Gerson Morales | Equipo técnico del Informativo Vokaribe a la Calle 2018

Pantalones con rayas blancas y negras, blusas negras, una sonrisa segura de sí misma en la cara. Los pies bailan sobre el asfalto, el sol brilla como siempre caliente, los espectadores aplauden con entusiasmo, el entrenador sonríe con orgullo.

La Paz, Barranquilla, julio de 2018: El grupo de danza «Siluetas» hace una actuación especial en el «Informativo a la Calle» de Vokaribe Radio. Esta es la tercera de un total de diez emisiones del formato que Vokaribe emitirá en 2018.

Emitir desde donde está el grupo objetivo

Un poco de trasteo, muchos cables, una mesa decorada con banderines de colores, dos grandes altavoces, una mesa de mezclas y unos micrófonos: Y ahora está listo el estudio móvil de Vokaribe, que emite un programa de radio todos los miércoles en un barrio diferente del sur de Barranquilla. La idea: emitir desde donde está el grupo objetivo. Capturar voces. Integrar líderes comunitarios. Y: hacer que la radio sea más conocida.

El Informativo a la Calle es una idea de los coordinadores de Vokaribe, una estación de radio comunitaria en Barranquilla, la cuarta ciudad más grande de Colombia. El proyecto es financiado por la DW Akademie y la Cooperación Alemana, que hace varios años asesoran y apoyan a la emisora.

Más que una sola historia

El bailarín Nelson Altahona es sólo uno de los siete «invitados» que dan su opinión en el Informativo a la Calle en La Paz. Habla de la intención de su proyecto de danza para llevar a los jóvenes «de la calle, a la calle». Esto significa que muchos de los jóvenes con los que trabaja han crecido con pocas perspectivas, algunos han experimentado violencia en sus hogares, muchos tienen un pasado relacionado con el microtráfico o delitos menores. Ahora entrenan tres veces a la semana en la calle frente a la casa de Nelson, porque no hay un centro cultural propio en La Paz y el grupo tiene que arreglárselas casi sin recursos financieros. Nelson ha dirigido el grupo durante más de diez años y ha atendido a casi 500 jóvenes a lo largo de este tiempo.

Hay muchas historias como la de Nelson en las localidades Suroccidente y Metropolitana. Rara vez aparecen en las primeras páginas de los principales medios de comunicación colombianos. Cuando informan sobre los barrios del sur de la ciudad, los temas son siempre los mismos: inseguridad, accidentes de tráfico, violencia, drogas. Pero la realidad es -como casi siempre- más compleja. Cada barrio tiene su propia historia, muchos de ellos se originaron en los años setenta y ochenta como resultado de los movimientos migratorios de las regiones rurales. A menudo fundados de la nada, ahora casi todos tienen electricidad, calles pavimentadas, una escuela y un hospital. Sin embargo, todavía hay necesidades sin satisfacer, mucho desempleo, las actividades económicas informales son la fuente de ingresos más comunes y hay problemas con las pandillas y el microtráfico. Pero también hay muchas personas y organizaciones comprometidas con el cambio.

Todas ellas tienen voz en el Informativo: ya sea la cooperativa local que promueve el espíritu emprendedor, las Madres Comunitarias o el rector del Colegio que promueve un programa educativo especial para la construcción de la paz en lo local. Durante la emisión, en el diálogo con los moderadores de esta emisión del Informativo, Laura Senior y Walter Hernández,  se comparte información, se tratan también temas desagradables, pero generalmente se busca resaltar propuestas que surgen de las comunidades. En la producción de los Informativos, Vokaribe se apoya en las Juntas de Acción Comunal de los barrios, quienes a menudo proporcionan el lugar de transmisión, a veces es la terraza de su propia casa o la de una tienda en el vecindario, y convocan porque conocen a las organizaciones y representantes que marcan la diferencia en el barrio.

 

Hacer suya la radio

El reportero comunitario Octavio González, quien ha estado con Vokaribe desde su fundación hace 24 años, es uno de los responsables de la preparación de los Informativos. Va a los barrios, recoge temas, visita organizaciones y anuncia el evento el miércoles. Pero también durante la transmisión se asegura de que no sólo los invitados hablen, sino también el público. Las condiciones de infraestructura en los barrios son un tema casi todas las semanas, el acceso a la electricidad, en Los Rosales la recolección de residuos fue uno de los problemas tratados. El tema de la inseguridad siempre surge, ocupa a la gente casi todos los días, aunque la situación ya ha mejorado en muchos barrios. Uno de los objetivos de los Informativos es que las personas no sólo vean la radio como algo que consumen, sino que puedan participar activamente en ella.

No todo el mundo se atreve a hablar de sus preocupaciones y sueños en la radio. No sólo por timidez, sino también por miedo. La libertad de expresión en Colombia todavía está restringida, los asesinatos de los líderes sociales asustan a la gente. Dependiendo del contexto y del vecindario, la presencia de grupos paramilitares y pandillas también juega un papel importante. Las críticas no son bienvenidas. Quizás por eso el Informativo a la Calle es también una institución tan importante:

 

Sólo medio tiempo

Hasta septiembre se emitieron otros siete Informativos a la Calle. Cada semana el equipo del Informativo Vokaribe coordinado por Patricia Rendón, evalúa y discute extensamente cada emisión realizada con el fin de prepararse aún mejor para el próximo miércoles. Una de las tareas que se han propuesto, en el mediano plazo, es invitar a los responsables de la administración de la ciudad, para que escuchen de primera mano las críticas y las propuestas de las comunidades y que estas lleguen a quienes toman las decisiones en las soluciones y puestas en práctica.

El siguiente sueño de Nelson Altahona y sus Siluetas es su propia sala de prácticas. Con espejo, armario y vestuario. Tras el informativo y la obligada sesión de fotos, el entrenador de baile habla con “el Padre”, conocido en el barrio porque entre otras instituciones ha fundado la biblioteca Biblopaz, donde también se encuentra el estudio (analógico) de Vokaribe. Y para las Siluetas ya tiene una idea: al lado de la Casa de Justicia hay una casa en venta, es grande y definitivamente podría albergar un estudio de baile…. Para Nelson y su grupo de baile, el Informativo ya ha dado sus frutos.

 

*Leonie von Hammerstein hace su voluntariado con DW. En el marco del voluntariado realizó una pasantía de un mes como reportera comunitaria para Vokaribe Radio en Barranquilla.

*Fotos: Leonie Von Hammerstein y Clara Hebel

About The Author: Redacción Vokaribe

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *