¡Miau!… ¡Déjate tocar el corazón!

Vamos a cuidar los gaticos

Por: Laura Senior

Quizá al leer el título de este post recuerdes el viejo cuento de Alvaro Cepeda Samudio: “Vamos a matar los gaticos” (1954) , en el que 3 personajes discuten sobre matar 4 gatos recién nacidos, para evitar que los regalen.

Y aunque aquí no hablaremos en detalle del relato de Cepeda, si les compartiremos una historia real, cercana a ustedes.

Mientras lees, es posible que una nueva caja con crías de gatos esté siendo tirada a la calle. En el cuento de Cepeda, los personajes optan por matar los gatos como una forma de evitar la tristeza de no tenerlos. En el caso que les contamos, abandonarlos en la calle es una forma de evitar cuidarlos o responder por ellos, cuando los tenemos. Y en ambas circunstancias  los gaticos terminan condenados a morir.

En consecuencia, desde hace más de dos años aproximadamente, más de 60 gatos, entre adultos y sus crías, viven a la intemperie a las afueras del Velódromo ubicado en el Parque Metropolitano de Barranquilla en la Localidad Metropolitana. Muchos de estos animales han sido abandonados por sus propietarios. 

Es común verlos deambulando moribundos, sobreviviendo a las malas condiciones en medio de enfermedades y el abandono, pero también han contado con la atención de algunas personas de la comunidad cercana, quienes los proveen de comida.

Aún así, se ha ido normalizando para quienes visitamos el parque, encontrarlos muertos en los alrededores. Esta situación no solo afecta a los gatos, sino también a los perros que igualmente son abandonados en este lugar.

El animalista Jairo Holguín, quien también administra un gimnasio en el interior del Velódromo y que se ha convertido en el protector de estos animales, nos contó que:

“En ocasiones hemos entregado muchos gatos a familias para que los adopten, pero son muchos y se reproducen rápidamente. La gente de los barrios aledaños al parque han cogido de costumbre, traer a las crías metidas en cajas, que paren sus perras o gatas y las tiran a la intemperie”.

Frente a esto se hace evidente que es necesario en Barranquilla implementar la Política Pública de Bienestar Animal, que contempla la idea de creación de un centro para albergar caninos, felinos y equinos en condiciones de abandono. 

Nosotros como animalistas tratamos de resolver la problemática dando alimentos, construyéndoles pequeñas casitas con cartones, pero es muy complicado porque no siempre se tienen los recursos para el alimento. La esterilización es la única solución para aminorar el problema. [Jairo Holguín]

Mientras tanto, vamos a cuidarlos! Gaticos, perritos, pajaritos, caballitos, burritos…Todos estos animales requieren de nosotros/as. Vamos a cuidarlos, no les hagamos daño. Únete a esta buena causa!

¿Te interesa apoyar esta causa? Entonces comunícate con Jairo Holguín al teléfono: 301 476 0582.

About The Author: Lau Frequency

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *