Pandillas juveniles “online”

Pandillas juveniles y violencia: un tema que no da espera para ser atendido con políticas públicas e intervención real, en aras de alcanzar la tan anhelada convivencia en los diferentes contextos de la ciudad.

Por: Laura Senior (Redactora vokaribe.net).

Jóvenes y pandillas en Barranquilla 2017 | Foto: Laura Senior

El inicio del 2017 ha sido desalentador en materia de seguridad en Barranquilla, tomando como referencia el hecho de que el mes de enero haya culminado con 45 asesinatos. Una de las problemáticas en este contexto de violencia e inseguridad, son las bandas o grupos delincuenciales que operan en la ciudad, en especial en algunos sectores de las localidades Suroccidente, Suroriente y Área Metropolitana.

Sumado al aspecto de la criminalidad de estas organizaciones, la mayor preocupación radica en el hecho de que muchos de sus integrantes son jóvenes habitantes de los sectores sures de Barranquilla.

Arturo García Medrano, ex-personero y abogado, miembro de la Red de Apoyo de la Policía, ha indagado durante varios años sobre esta problemática juvenil, detectando en sus estudios, un aproximado de 200 pandillas delincuenciales que trabajan en redes de microtráfico y otros negocios ilegales. 

De acuerdo a las conclusiones de Arturo García Medrano, estas formas organizativas establecen unas “microestructuras, con acción de intervención directa y de control a través de las redes sociales y de la tecnología que utilizan como mecanismos de crecimiento y multiplicación”.  

Los barrios en los que operan la mayoría de estas pandillas son El Bosque, El Ferri, La Luz, Rebolo, entre otros.

Por otro lado, las llamadas “nochadas” y “tardeadas” consideradas “fiestas clandestinas”, son otro asunto de máxima preocupación, puesto que se han convertido en escenarios en los cuales se ha detectado el uso de drogas, así como evidencia de que los y las jóvenes (muchos menores de edad), realizan prácticas sexuales que desencadenan en otras situaciones de riesgo para los jóvenes. Una particularidad de estos encuentros es la forma como son convocadas: a través de las redes sociales.

Se deduce además, que en la ciudad hay 23 mil adolescentes en riesgo. García Medrano afirma que: “Si no se desarrolla un trabajo a conciencia con padres y madres, el índice de jóvenes delincuentes podría ir en aumento, lo cual representaría un problema mucho más grave de resolver.”

Sobre este tema de la vinculación de jóvenes en la ciudad a formas organizativas delincuenciales y reuniones clandestinas, compartimos con ustedes una entrevista realizada al investigador social, Arturo García Medrano:

About The Author: Lau Frequency

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *